No te preocupes

Si las cosas tienen arreglo, por qué preocuparse. Y si no lo tienen, por qué preocuparse. Quítale hierro a todo. Más vale ser firme pero flexible, como el bambú.

Aún no hemos subido contenido a esta sección, para ver todas las maneras de ser feliz en la Costa Cálida que hemos publicado, pincha aquí