!DOCTYPE html> Comercializadoras versus distribuidoras en España: aclarando la confusión

Comercializadoras versus distribuidoras en España: aclarando la confusión

Si bien parecen términos similares (o hasta idénticos), las diferencias entre comercializadoras y distribuidoras, al menos en España, son bastante marcadas. ¿Sueles confundirlas? ¿Usas los términos como si fueran intercambiables?

Pues este artículo te mostrará las principales diferencias entre distribuidoras y comercializadoras que te harán repensar y mucho mejor aún y más importante, te permitirá optimizar la forma en que te relacionas con ellas y qué cuestiones puedes exigirle a cada una.

Tal vez una de las diferencias más fáciles de distinguir a ojos inexpertos es que la comercializadora se puede elegir, mientras que la distribuidora, no.

Diferencia comercializadora distribuidora, gas natural, precio gas

Las distribuidoras

Cada distribuidora funciona según la zona geográfica asignada por el gobierno, por ende, no podemos elegir la distribuidora que nos toca ni cambiarla. Estas empresas son las encargadas de llevar el suministro contratado a la propiedad en cuestión, sea una casa o un negocio. Ellas cuentan con la infraestructura necesaria (la cual crean y mantienen ellas mismas) para hacerlo.

Es válido aclarar que hay cinco empresas distribuidoras en España, operando en distintos territorios.

Es necesario, para dar una definición más acabada, describir las funciones que desarrollan este tipo de compañías.

En primer lugar, la distribuidora es quien debe mantener la red eléctrica o el gas. Asimismo, tiene la obligación de velar por la calidad del suministro, así como solucionar las averías o fallas que se encuentran fuera del inmueble. Mantener los equipos de medida (contadores) es a su vez, otra de sus responsabilidades. Ocuparse de la lectura de los mismos, también corre por su cuenta. Por último, deben estar atentos a los pedidos de alta o baja del servicio y/o cambio de titular que las comercializadoras les realicen.

¿Quién es el verdadero cobrador de los derechos de enganche y acometida?

Si bien nosotros lo pagamos en la primera factura que nos emite la compañía comercializadora, la que recibe el importe pagado es la distribuidora. En otras palabras, la comercializadora, en este caso, sólo funciona como intermediaria entre la empresa distribuidora y el cliente.

Las comercializadoras

Es a esta empresa a quien le pagamos las tarifas periódicamente y con quien negociamos directamente el contrato.

Son quienes se encargan de las tarifas y facturan en función de las lecturas que la distribuidora realiza de los medidores.

Tipos de comercializadoras

Es posible distinguir entre dos tipos de comercializadoras: las de mercado libre y las de referencia. Las primeras son aquellas que fijan sus propios precios (teniendo en cuenta la oferta y demanda), pueden hacer descuentos y, también, incluir una cláusula de permanencia en el contrato que se firma con el consumidor.

El precio final de la factura puede ser pactado de manera particular con cada cliente, de acuerdo a las necesidades de ambas partes. Las empresas de este tipo de mercado compiten entre sí con sus propias estrategias. El usuario elegirá, entonces, la que más le convenga.

Las tarifas del mercado regulado, por su parte, son administradas por las llamadas Comercializadoras de Referencia. No ofrecen descuentos, porque acatan lo establecido con la distribuidora. Brindan, de todas maneras, un beneficio conocido con el nombre de Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC). Habrá que ponerse en contacto con la comercializadora para dar de alta el gas y la luz.

Algunos requisitos indispensables para llegar a ser Comercializadoras de Referencia son:

  • Contar con una larga trayectoria en el mercado energético
  • Cumplir con el capital social mínimo
  • Ser abastecedora del 10% de los suministros
  • Facturar a más de 50.000 clientes en el ejercicio anterior.
  • Tener usuarios que contraten potencias superiores a 10 kW.

Otra diferenciación posible

Las empresas generadoras

Las generadoras son empresas que producen energía que venden la energía que producen al mercado eléctrico, pero también pueden vender fuera de este mercado (esto se conoce con el nombre de mercados bilaterales).

El mercado energético en España

A continuación, veremos una breve reseña de los componentes del mercado energético en España.

Los 5 grandes

Tal y como afirma el Observatorio Sectorial DBK en su informe, los cinco proveedores con mayor peso en el mercado liberalizado (tanto de gas como de electricidad) son Endesa, Iberdrola, Naturgy, EDP España y Viesgo.

¿Y el resto?

Las comercializadoras que no corresponden a las cinco grandes nombradas en el apartado anterior, bajaron dos porcentuales en 2017 (25, 6%) con respecto a 2015.

Las comercializadoras que nada tienen que ver con las cinco grandes compañías eléctricas aportaron para en años 2017 solo el 25,6% de la energía ofrecida en el mercado libre de energía eléctrica esto supone una disminución de dos por ciento con respecto a lo aportado para el año 2015.

En cuanto al gas, se percibió una subida respecto del 2015, pasando de 19,3 % a 31,9%.

Cómo y cuándo comenzó la liberalización de la energía eléctrica: Algunas críticas posibles

La Unión Europea, el 1 de julio de 2009, emitió una directiva tendiente a dar lugar al proceso de liberalización de la electricidad, lo cual supuso un cambio importante para España: las compañías de distribución deberían estar separadas de las compañías de comercialización.

Muchas veces (y esto no es ilegal), son los mismos grupos empresarios los que poseen ambos tipos de empresa, aun con imágenes y nombres similares.

Sin embargo, la existencia de este tipo de grupos que, con distintas marcas, copan el mercado energético, ha sido blanco de numerosas críticas. Estos son acusados de una supuesta falta de competitividad (no cumpliría con los preceptos de la libre competencia ya que habría oligopolios) lo cual permitiría manejar e imponer los precios según sus necesidades.

Descubrir las diferencias entre las empresas comercializadoras y las compañías comercializadoras ha sido el objetivo de este artículo. La posibilidad de distinguirlas supone una ventaja para el consumidor, ya que le permite tener en claro a dónde dirigir sus reclamos en caso de tenerlos.

Como bonus track diferenciamos también a estas dos de las generadoras, para no abonar a una triple confusión. Si bien todas son compañías y, en algunos casos, incluso del mismo grupo empresarial, lo que podemos exigirle a cada una difiere radicalmente.

Nuestro contacto directo es con la comercializadora, que a su vez se compromete a velar por el correcto desarrollo de las funciones de la distribuidora. Es así como vemos la cadena completa en marcha, el proceso que nos lleva todos los días los servicios indispensables a nuestro hogar. Sin electricidad y gas natural, ¿qué sería de nuestra vida cotidiana? Las comercializadoras cada vez más ofrecen nergías renovables como la energía solar.

Conozca más sobre el tema en este sitio. Puedes obtener más información acerca de este tema en el vídeo:

CONTACTO

25, calle palmera
Madrid, España
913265489

1000maneras@gmail.com